Higiene bucal infantil

Cuidado específico para bebés y niños

Cada edad necesita un cuidado específico para dar respuesta a las diferentes situaciones fisiológicas por las que pasa la cavidad bucal y asegurar así su correcto desarrollo

Cuidado específico para bebés y niños

Cada edad necesita un cuidado específico para dar respuesta a las diferentes situaciones fisiológicas por las que pasa la cavidad bucal y asegurar así su correcto desarrollo


Consejos para mantener una correcta salud bucal:

  1. Visitar al odontólogo con la aparición del primer diente y a continuación al menos 1 vez al año para prevenir o corregir cualquier patología o alteración bucal.
  2. Evitar una elevada exposición a alimentos con alta cantidad de azúcar, especialmente aquellos de consistencia blanda y pegajosa.
  3. Evitar comer entre horas: se recomienda realizar 5 comidas evitando picar entre ellas.
  4. Evitar la contaminación por saliva de padres a hijos con gestos tan sencillos como limpiar el chupete con nuestra boca y soplar directamente sobre su comida para enfriarla.

Como en los adultos, un exceso de biofilm bucal (placa dental) en la cavidad oral puede originar enfermedades tales como la caries y/o la gingivitis.

Caries

Según un informe de la OMS del año 2004, la caries dental afecta entre el 60% y el 90% de la población escolar.

La caries en los niños ocasiona una serie de secuelas a corto plazo, como maloclusiones y, a largo plazo, como infecciones, problemas estéticos, dificultades para la alimentación, además de las repercusiones médicas, emocionales y financieras (costes de los tratamientos). Por ello, es muy importante establecer los hábitos de una buena higiene bucal desde pequeños, y así asentar una base de descenso de caries interproximales en los adolescentes.

Gingivitis

La gingivitis en niños afecta principalmente durante la pubertad, debido a las variaciones hormonales. Se previene eliminando el biofilm bucal con un cepillado adecuado, el hábito de una higiene interproximal y también detectando y controlando las maloclusiones dentarias.


Durante los 12 primeros años de vida, la cavidad bucal sufre grandes cambios. Cada edad necesita un cuidado específico para dar respuesta a las diferentes situaciones fisiológicas por las que pasa la cavidad bucal y asegurar así su correcto desarrollo. Una buena higiene bucal debería empezar a una edad más temprana de lo que habitualmente se suele pensar. Y es que la limpieza bucal infantil, junto a la adquisición del hábito de su mantenimiento, comportará que el adulto pueda conservar sus dientes para toda la vida. Por eso, es importante que ésta práctica se inicie en el recién nacido, sin esperar a que aparezcan las primeras piezas dentarias. De este modo, se mantiene la boca del bebé limpia de restos, acostumbrándole a este hábito y evitando las primeras caries.

Limpieza bucal infantil

Cepillarse los dientes al menos dos veces al día:

  • El cepillo debe ser adecuado a la edad del niñoy tener un diseño específico tanto en el cabezal, compatible a la boca del niño, como el mango, adaptado a la mano de quién va a realizar la higiene, y filamentos suaves con las puntas redondeadas.

Uso de geles:

  • De 0 a 2 años se recomienda usar geles bálsamos para calmar las encías durante la erupción de los primeros dientes.
  • A partir de los 2 años se debe complementar el cepillado con gel dental que tenga una concentración de flúor adaptada a su edad.

Utilizar la seda o cinta:

  • Las sedas o cintas son indispensables para una buena limpieza bucal para remover la placa bacteriana acumulada en los espacios interproximales, lo que evita el riesgo de la caries interproximal.
Estudios científicos

Fluoride mouthrinses for preventing dental caries... Ver más

Cochrane Reviews on the Benefits/Risks of Fluoride Toothpastes Ver más

Guideline on Xylitol Use in Caries Prevention Ver más

Artículos relacionados

Bebés y salud bucal Ver más

Educación bucodental en la infancia Ver más

Alteraciones bucales del recién nacido Ver más